MIENTRAS SE INAUGURABA LA MUESTRA DE RAÚL GUZMÁN
La obra iba a ser inaugurada en pocos días, es financiada por el Gobierno de la provincia, quien realizó un aporte de 12 millones de pesos para el arreglo del templete, por donde filtró agua.
A pocos días de haberse concluido una serie de obras en el marco de la puesta en valor de la Casa Natal de Mamerto Esquiú, recientemente beatificado, el Monumento Histórico Nacional vuelve a ser noticia. La tenue llovizna registrada el martes fue suficiente para que el agua se filtrara en el techo del templo que resguarda la casa donde vivió el ilustre franciscano catamarqueño, ubicada sobre la avenida La Callecita, en San José de Piedra Blanca, en el departamento que lleva su nombre.
El momento más incómodo, se vivió esa noche mientras se desarrollaba el acto de apertura de la muestra pictórica Raúl Guzmán, que contó con la presencia de autoridades provinciales, comunales, legisladores, invitados especiales y vecinos de la zona, ya que cuando comenzó a caer agua dentro del edificio, y tuvieron que colocar recipientes en distintos sectores donde caían las goteras.
El recorrido por la muestra se realizó rápidamente, y luego tuvieron que resguardar los cuadros de Guzmán en otra habitación para protegerlos del aguacero.

Ayer, la muestra estaba habilitada nuevamente y la casa del flamante Beato estaba ya en condiciones para ingresar, registrando un número importante de visitas, aunque persiste la incertidumbre en que ocurrirá cada vez que llueva, porque se recueda que no es la primera vez que esto sucede, como la de colocar baldes para evitar que se inunde, sobre todo después de las obras que se llevaron a cabo.

La semana pasada, el Gobernador Raúl Jalil junto a los intendentes Susana Zenteno y Guillermo Ferreyra, recorrieron los trabajos que se realizaban para la puesta en valor de este monumento. En la oportunidad se mencionó que “la obra en la Casa Natal es financiada por el Gobierno de la provincia, quien realizó un aporte de 12 millones de pesos para el arreglo del templete, interior y exterior del sitio histórico, la que consistió en la restauración del techo”.

Además, se mencionó que “se pintó el interior y se restauraron las ventanas, entre otros detalles. En el frente se reparquizó con una impronta del siglo XXI, donde se incorpora un ingreso de blindex. Se destaca un cantero con la forma de la cruz franciscana y cuenta con sistema de riego.

Asimismo, detrás de la Casa se construyó el Parque de la Novena donde los asistentes que recorran las estaciones podrán observar los escritos de Fray Mamerto Esquiú”, había detallado la secretaria de Obras Pública de la Municipalidad de Fray Mamerto Esquiú, Natasha Sola Vigo, que estuvo al frente de los trabajos.

La Casa Natal de Esquiú, fue declarado Monumento Histórico Nacional por el Congreso de la Nación, en el año 1935 por Ley Nº 12191. Se encuentra cubierto por un templete que tiene como objetivo preservar y cubrir de las inclemencias del tiempo, el patrimonio más importante del departamento homónimo. Sin embargo, desde hace mucho tiempo, esa edificación viene sufriendo filtraciones por roturas en los techos, generando el ingreso de agua que a su vez daña las paredes de las habitaciones de la histórica vivienda, donde vivió el Beato.

Aparentemente, los daños están en el cielorraso que genera el ingreso de agua, el que no habría sido reparado como corresponde.

El municipio tenía previsto inaugurar esta última puesta en valor, los próximos días.

De manera oficial
La obra consistió en la restauración del techo que se encuentra en partes a 13,5 metros y en otras a 8 metros de altura. Además, se pintó el interior y se restauraron las ventanas, entre otros detalles.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *